El presidente de Rusia denuncia el «dictado de los monopolios» del sistema actual después de que Occidente sancionara al país por su invasión de Ucrania y ha pedido un nuevo sistema de pagos internacional basado en las monedas digitales y el blockchain.

En su intervención en la Conferencia Internacional sobre el Viaje de la IA en Moscú -organizada por el mayor banco ruso, Sberbank- criticó el monopolio en los sistemas de pagos financieros mundiales y calificó las sanciones de «restricciones ilegítimas».

«La tecnología de las monedas digitales y los blockchains puede utilizarse para crear un nuevo sistema de liquidaciones internacionales que será mucho más conveniente, absolutamente seguro para sus usuarios y, lo más importante, no dependerá de los bancos ni de la interferencia de terceros países», dijo.

«El actual sistema de pagos internacionales es caro; el sistema de sus cuentas de corresponsalía y su regulación están controlados por un estrecho club de estados y grupos financieros.

«Estoy seguro de que algo así se creará y desarrollará, porque a nadie le gusta el dictado de los monopolistas, que perjudica a todas las partes, incluidos los propios monopolistas».

Rusia está buscando lanzar una criptobolsa nacional, con el apoyo tanto del Ministerio de Finanzas como del Banco Central de Rusia, que tienden a estar en desacuerdo sobre la regulación de las criptomonedas en el país.

También se ha introducido un nuevo proyecto de ley en la Duma -la cámara baja del parlamento- con el objetivo de legalizar la minería y la venta de criptodivisas.