David Gokhshtein, uno de los nombres más conocidos de la industria de las criptomonedas, ha compartido en Twitter que ve al cocreador de Ethereum, Vitalik Buterin, y al flamante jefe de Twitter, Elon Musk, uniendo fuerzas y trabajando en la mejora del rey de los memes, Dogecoin (DOGE).

David Gokhshtein espera que el Dogefather Elon Musk trabaje con Vitalik Buterin para mejorar Dogecoin (DOGE).

El ex candidato al Congreso de los Estados Unidos y fundador de Gokhshtein Media posiblemente llegó a esta conclusión tras los comentarios realizados por Buterin sobre la moneda meme. El pasado mes de septiembre, propuso que Doge pasara de su actual sistema de seguridad proof-of-work (PoW) a proof-of-stake (PoS) utilizando el código de Ethereum. El genio de Ethereum lo reiteró durante su intervención en la Messari Mainnet Summit 2022 en septiembre.

Curiosamente, la Fundación Dogecoin se restableció el pasado octubre, con la incorporación de Buterin y del representante de Tesla, Jared Birchall, como asesores. En ese momento, el padre de Buterin, Dmitry señaló que la inclusión de su hijo era un desarrollo positivo ya que podría ayudar a DOGE a convertirse en una mejor moneda.

Ethereum ha pasado recientemente de PoW, que consume mucha energía, a PoS, un mecanismo de consenso que no depende de la acumulación de ordenadores de minería especializados, después de un evento de fusión ejecutado de forma impecable.

Por otro lado, Elon Musk lleva años trabajando con los desarrolladores de DOGE para hacer de la criptomoneda inspirada en los caninos una alternativa más ecológica y barata que el bitcoin. Los expertos del mercado esperan ahora que el magnate de los coches eléctricos convertido en propietario de Twitter incorpore pronto Dogecoin al gigante de las redes sociales tras su espectacular adquisición de 44.000 millones de dólares. Hasta ahora, la implicación de Musk en la criptomoneda que comenzó como una parodia ha sido un misterio.

Aunque Musk parece dispuesto a llevar Dogecoin a la luna, no deberíamos esperar que trabaje en la criptodivisa de referencia con Buterin o cualquier otro líder de la industria.

Aunque Dogecoin se creó en 2013 como una réplica al bitcoin, Musk ha dado inequívocamente la espalda a la estrella del mercado. Según Gokhshtein, el hombre más rico del mundo no estaría interesado en asociarse con Buterin, de Ethereum, para trabajar en bitcoin.

A pesar de haber prometido que Tesla reanudaría los pagos de BTC una vez que la minería de bitcoin se convirtiera en una industria más ecológica, Musk nunca mostró a la criptodivisa de referencia el mismo amor que mostró originalmente durante el tiempo en que su compañía de coches eléctricos compró 1.500 millones de dólares del activo.

Gokhshtein considera que el objetivo de Musk es convertir la «moneda de broma», que se ha disparado bajo su patrocinio, en «algo serio». Sin embargo, a pesar de su fuerte respaldo, la moneda meme está cambiando de manos un 87,9% por debajo de su precio máximo histórico de mayo de 2021, de 73 céntimos.

Como ya nos tiene acostumbrados Elon, tendremos que esperar cuál será su próxima jugada.