La empresa estadounidense de venta de entradas Ticketmaster ha permitido a los organizadores vender entradas para eventos en directo como tokens no fungibles (NFT).

Estas entradas pueden venderse antes, durante o después de los eventos en la cadena de bloques Flow, desarrollada por Dapper Labs.

Ticketmaster lanzó sus primeros coleccionables digitales en noviembre de 2021, en su primer intento de incorporar NFTs y fueron entradas conmemorativas, o entradas que se conservan como recuerdos por haber asistido a determinados partidos de la NFL.

Ahora, acaban de lanzar más de 5 millones de NFT en Flow para el Apollo Theater, The Black Crows, Gavin DeGraw y otros clientes organizadores de eventos.

La venta de entradas en NFT ayudan a reducir las estafas o la reventa de entradas ilegal a un precio más alto, gracias a la trazabilidad abierta que ofrece la cadena de bloques. Aunque por el momento, si profundizamos en las normativas legales, la venta de NFT sigue siendo una operación ilícita.

Dapper Labs, la empresa que crearía el desarrollo de la tecnología, actualmente cuenta con proyectos NFT de NBA Top Shot y CryptoKitties y fue valorada en 7.600 millones de dólares en septiembre de 2021. Esto demuestra el potencial que los NFT están trayendo al mercado y la confianza que se tiene en la tecnología para resolver cada vez más problemáticas como ser, entre otras cosas, la falsificación y reventa de tickets.