El regulador de valores estadounidense aconsejó el jueves a las empresas que cotizan en bolsa que examinen si necesitan revelar a los inversores cualquier impacto potencial de la agitación en el sector de las criptomonedas.

La recomendaciones de la división de finanzas corporativas de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), encargada de garantizar que las empresas públicas proporcionen a los inversores información clave, son una señal de que los reguladores están en alerta máxima ante nuevas consecuencias tras el colapso de las principales empresas de criptomonedas, incluidas FTX y BlockFi Inc.

En una guía para las empresas públicas, la SEC estableció la información que las empresas pueden tener que compartir con sus inversores, incluyendo si tienen alguna exposición financieramente material a las contrapartes que se han declarado en quiebra o insolventes.

Las directrices se aplican a todas las empresas que cotizan en bolsa y que están expuestas a las recientes crisis de las criptomonedas. Las empresas que cotizan en bolsa ya están obligadas por ley a revelar información financiera sustancial a los inversores, pero la SEC publica con frecuencia orientaciones más específicas sobre cómo deben abordar los riesgos derivados de acontecimientos importantes.

«Las empresas pueden tener obligaciones de divulgación en virtud de las leyes federales de valores relacionadas con el impacto directo o indirecto que estos eventos y eventos colaterales han tenido o pueden tener en sus negocios», dijo la SEC en una carta modelo.

Las empresas públicas deben estar preparadas para compartir con los inversores cualquier riesgo derivado de las perturbaciones en los mercados de criptoactivos, incluida la depreciación de los precios de las acciones, la pérdida de demanda de los clientes y el riesgo de procedimientos judiciales, dice la guía.