El ex alto ejecutivo de FTX US estaría buscando inversores para financiar el lanzamiento de una nueva startup apenas un mes después del polémico colapso del exchange FTX de Sam Bankman-Fried y 130 empresas relacionadas.

Brett Harrison, el ex presidente de FTX US, parece estar buscando recoger 6 millones de dólares en capital para establecer una start-up con el objetivo de crear un software de comercio de criptodivisas para grandes inversores. La ronda de inversión de Harrison tendría un valor de 60 millones de dólares.

Harrison tomó la decisión de dejar su puesto como presidente de FTX US y pasar a desempeñar un papel de asesor el 27 de septiembre. Esto fue más de un mes antes del notorio colapso de FTX. Por ello, el empresario no fue acusado inmediatamente de tener una participación directa en el robo del dinero de los usuarios.

Aunque no se había informado previamente de los nuevos intentos de recaudación de fondos, Harrison publicó un par de tuits en octubre sobre los problemas a los que se enfrentan las criptomonedas y las finanzas descentralizadas y sobre lo que podría estar trabajando.

«Hay muchas empresas, fundadores, constructores e inversores que trabajan actualmente (algunos en sigilo) para hacer que la infraestructura y las aplicaciones DeFi sean más fáciles, sencillas y útiles», tuiteó Harrison el 30 de octubre, un mes después de que dejara FTX US.

«Estoy orgulloso de unirme al grupo de fundadores y desarrolladores que están construyendo tecnología para hacer que DeFi sea más accesible y más ampliamente aplicable», escribió en el mismo hilo. Harrison escribió en otro hilo sobre un tipo de orden específico útil para los mercados volátiles que aún no está disponible en las criptomonedas y que se utiliza con frecuencia en los mercados de valores para ayudar a gestionar el riesgo.

Sin embargo, Harrison declaró que estaba «sorprendido y entristecido» por lo que SBF y sus compinches fueron capaces de lograr mediante el engaño tras la caída de FTX. Después de la caída de FTX, un hacker pudo acceder a parte del dinero del exchange y desde entonces ha intentado activamente robar el dinero.

Lo último que se conoce de esta operación es que el hacker fue descubierto utilizando un mezclador de Bitcoin para enviar una parte del dinero robado a OKX.