En respuesta al tweet de un usuario, diciendo que Bankman-Fried no necesitaba mención más allá de su cita en la corte, Musk dijo el sábado: «De acuerdo. Démosle un tiempo para adultos en la casa grande y sigamos adelante».

El cofundador de FTX se enfrenta a investigaciones tras el dramático colapso de su imperio de criptomonedas el mes pasado. Bankman-Fried ha sido acusado de mala gestión de los fondos de los clientes después de que al menos 1.000 millones de dólares desaparecieran del exchange.

El Departamento de Justicia de EE.UU. también está presionando para que un examinador independiente investigue las acusaciones de fraude contra FTX, a pesar de que Bankman-Fried declaró que «nunca trató de cometer fraude contra nadie.»

No es la primera vez que Musk arremete contra el desprestigiado «jefe de las criptomonedas». El mes pasado, el CEO de Tesla apuntó a la historia de Bankman-Fried de invertir en medios de comunicación, que fue reportado por el NYT.

Además de referirse a los vínculos de Bankman-Fried con los medios de comunicación, Musk también dijo que su «medidor de mierda estaba en rojo» durante una reunión con el cofundador de FTX para discutir una posible inversión en Twitter.

En una discusión en Twitter Space el mes pasado, Musk dijo que sintió que había «algo mal» cuando se reunió con Bankman-Fried en una fecha desconocida.

Hasta el momento Bankma-Fried sigue sin aparecer en los medios y no ha hecho eco de los comentarios de Elon Musk