El banco suizo SEBA ha anunciado el lanzamiento de los servicios de custodia de Ethereum (ETH), una oferta de nivel institucional que permitirá a los clientes obtener recompensas por holdear Ethereum.

SEBA, en un comunicado de prensa anuncia que sus servicios de inversión en Ethereum atenderán la creciente demanda de las instituciones para gestionar una serie de casos de uso de rendimiento de activos digitales, desde las apuestas hasta las finanzas descentralizadas (DeFi).

Al comentar el lanzamiento, Mathias Schütz, director de tecnología y soluciones para clientes de SEBA, comentó: «La fusión de Ethereum es un hito anticipado y significativo para la segunda criptomoneda más grande del mundo, que ofrece mejoras para sus usuarios en las áreas de seguridad, escalabilidad y sostenibilidad.»

«Nuestros servicios de staking de grado institucional ofrecen una plataforma completa y totalmente integrada para obtener recompensas de las inversiones a través de una gama de redes de criptografía PoS líderes», dijo Schütz. «Al lanzar el soporte para el staking de Ethereum, seguimos ofreciendo a nuestros clientes la tecnología de vanguardia que necesitan para mantenerse al día con la industria de activos digitales en rápida evolución.»

Según la SEBA, las instituciones pueden desempeñar un papel fundamental en la seguridad de la red apostando por Ethereum. «La fusión de Ethereum es una próxima actualización de la red que cambiará el mecanismo de consenso actual de la red de PoW a PoS», dijo el banco.

En 2021, SEBA fue incluida en la lista elaborada por Swiss CV VC de los unicornios de la industria de las criptomonedas, es decir, aquellas empresas que han alcanzado una valoración de mercado de más de mil millones de dólares.

Los expertos han observado que los principales riesgos de apostar por Ethereum 2.0 son las penalizaciones que suponen una pérdida de fondos, incluyendo el recorte, y la posibilidad de que la red, de alguna manera, no llegue a lanzarse por completo.

El lanzamiento de múltiples servicios de staking de ETH permite a los inversores institucionales tomar un papel fundamental en el funcionamiento de la red trayendo mayores capitales y generando confianza en la tecnología.