Desde hace días, China vive una oleada de protestas como consecuencia de las nuevas restricciones por Covid y es en este contexto donde los NFTs están cobrando un especial protagonismo. Los tokens no fungibles están ayudando a los activistas a saltar la censura del gobierno chino para mostrar al mundo lo que está sucediendo en el país.

Pese a que el gobierno chino han implementado medidas para mitigar las protestas y su impacto mediático, los activistas están recurriendo a las tecnologías descentralizadas para evitar la censura impuesta. China prohíbe el uso de redes blockchain públicas, como Ethereum, sin embargo los NFTs acuñados por los activistas chinos han sido creados utilizando esta cadena de bloques.

Las colecciones NFTs «Silen Speech» y «Blank Paper Movement» se han convertido en símbolos de la libertad de expresión del pueblo. Dichas colecciones están integradas por más de 170 NFTs y muestran la censura ejercida por el gobierno en diferentes zonas de China. Por ejemplo, en la Universidad de Xihua o en la Universidad de Ciencias Políticas y Derecho de Shanghai.

“Silent Speech” es una recopilación de 137 fotos e imágenes convertidas en NFT que reflejan la opresión del gobierno chino. Estas imágenes muestran carteles, graffitis y activistas manifestándose por los nuevos confinamientos. Incluso, se exhiben varios de los mensajes que fueron escritos por los activistas en las redes sociales y que fueron borrados por el gobierno minutos después de su publicación.

“Blank Paper Movement” es una colección de 37 obras de arte raras inspiradas en un papel en blanco. Estos NFT simbolizan la censura al discurso y a la libertad de expresión de los ciudadanos chinos. Ambas colecciones de NFT se negocian en Opensea.

Los NFT también fueron utilizados en marzo de este año por ciudadanos de Shanghai, una de las ciudades más afectadas por los brotes de Covid, para mostrar lo que estaba sucediendo. El gobierno censuró imágenes y videos posteados por residentes de Shanghai que fueron sometidos a un fuerte confinamiento que privó a muchos de acceso a alimentos o medicinas.

Además de acuñar NFT, los activistas chinos están utilizando la plataforma descentralizada Matters para compartir contenido lejos de la censura del gobierno. La fundadora y CEO de Matters, Annie Zhang, dijo que su plataforma está ofreciendo un espacio donde los manifestantes y activistas pueden expresarse libremente.